Caducidad de la acción por despido

A tenor de lo dispuesto en el art. 103 LRJS «si se promoviese…demanda por despido contra una persona a la que erróneamente se hubiere atribuido la cualidad de empresario, y se acreditase con posterioridad…que lo era un tercero, el trabajador podrá…ampliar la demanda si no se hubiese celebrado el juicio, sin que comience el cómputo del plazo de caducidad hasta el momento en que conste quién sea el empresario».
La Sala de lo Social del Tribunal Supremo en sentencia de 14 de enero de 2021, rcud 888/20109 se ha pronunciado sobre esta cuestión en un supuesto en el que concurren los hechos siguientes:
– Una profesora de primaria ve extinguido su contrato con efectos de 3 de julio de 2017 por incumplimiento de una condición resolutoria: no haber obtenido la habilitación en lengua inglesa.
– El contrato de trabajo se firmó con el Colegio Torre…, que igualmente figura en la nóminas de la trabajadora. En la carta de despido también consta el nombre del Colegio Torre…
– La trabajadora presentó papeleta de conciliación frente a la empresa Educa…, celebrándose el acto de conciliación del 11 de agosto de 2017.
– La trabajadora amplió la demanda frente al Colegio Torre… el 16 de febrero de 2018
El recurso de casación para la unificación de doctrina tiene por objeto determinar si la acción estaba caducada cuando amplió la demanda contra el Colegio Torre…
Para la Sala de lo Social la trabajadora tuvo conocimiento desde el inicio de la prestación de servicios, durante su transcurso y al tiempo del despido, de los datos necesarios e imprescindibles para articular la demanda frente al empleador real; sin embargo, formuló la demanda «contra otra entidad del grupo empresarial, respecto de la que no figura elemento fáctico alguno sobre una eventual vinculación de naturaleza laboral, ni ninguna interposición lícita ni ilícita en el curso de la relación, y ni siquiera una apariencia formal de aquella calidad».
Así las cosas, «la ampliación de la demanda contra quien en todo instante ha sido el real y explícito empresario de la trabajadora tuvo lugar transcurridos los veinte días hábiles desde su despido, circunstancia que de manera irremediable determinaba la caducidad de la acción de despido. Ni la presunta atribución del error al primer demandado, por haber comparecido al acto de conciliación, tiene virtualidad para enervar dicho instituto, ni tampoco la ampliación otorgada por el órgano judicial, pues la misma acaece respecto de un empresario ya conocido de manera indubitada con carácter previo. En consecuencia, la formulación contra éste lo fue de forma extemporánea».
Por todo ello, estimando la excepción de caducidad, se desestima la demanda por despido.
Sin comentarios | Leído 60 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *