Incapacidad permanente derivada de accidente no laboral por las lesiones sufridas en el parto. Interpretación con perspectiva de género

Normativa analizada: arts. 156 y 158 LGSS 2015
Hechos:
  1. Dª Juana, con ocasión del parto, sufrió «desgarro obstétrico de IV grado (rotura de mucosa recta, rotura y separación esfínteres interno y externo. Sección traumática de tabique rectovaginal y sección de pared vaginal. Colitis ulcerosa extensa».
  2. Le fue reconocida una incapacidad permanente absoluta, derivada de enfermedad común, con derecho a percibir una pensión equivalente al 100 % de la base reguladora de 565,63 €.
  3. Dª Juana discrepa porque considera que las lesiones que padece derivan de accidente no laboral. De aceptarse la base reguladora ascendería a 979,54 €.
  4. La sentencia del JS León de 28 de abril de 2017 estimó la demanda y reconoció que la incapacidad derivaba de accidente no laboral. La STSJ Castilla y León, Valladolid de 6 de noviembre de 2017, rec. 1607/2017 estimó el recurso de suplicación, revocando la sentencia de instancia.

Recurso de casación para la unificación de doctrina:

El recurso consiste en determinar si la incapacidad permanente absoluta reconocida, como consecuencia de las complicaciones y lesiones sufridas en el parto, derivan de enfermedad común, como reconoció el INSS, o de accidente no laboral, como pretende Dª Juana.
Argumentos de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo:
1. Conceptos: a) Accidente no laboral: se define legalmente como aquel que «no tenga el carácter de accidente de trabajo»; la jurisprudencia lo define como «una acción súbita, violenta y externa», STS de 10 de junio de 2009, rcud 3133/2008; b) Enfermedad común: «alteraciones de la salud que no tengan la condición de accidentes de trabajo ni enfermedades profesionales»; por enfermedad se entiende «un deterioro psico-físico desarrollado de forma paulatina, que no obedece a una acción súbita y violenta»
2. Lo relevante en la resolución del supuesto es si lo ocurrido durante el parto fue o no una acción «externa», término que no es fácil de determinar con precisión y exactitud.
3. Lo sucedido en el parto encaja mal con el concepto de enfermedad, dado que no se trata de «un deterioro desarrollado de forma paulatina», sino más bien «una acción súbita y violenta inherente al concepto de accidente». Así las cosas, es más forzado considerarlo enfermedad común que accidente no laboral.
4. El embarazo y el parto no son, en sí mismos, una enfermedad, lo que dificulta la inserción de lo sucedido en dicho concepto. Tampoco son asimilables a cualquier otra intervención hospitalaria. La operaciones quirúrgicas tiene por objeto poner solución a una amenaza, ya verificada o potencial, a la salud, no pudiendo identificase «ni asimilar por completo a un embarazo y a un parto, que son procesos naturales no patológicos».
5. Perspectiva de género: el embarazo es un hecho biológico y elemento diferencial que, «por razones obvias, incide de forma exclusiva sobre las mujeres».
«Si la expresión de acción «externa» pudiera generar alguna duda, como lo ocurrido a la recurrente en el parto solo le pudo suceder por su condición de mujer, la perspectiva de género proclamada por el artículo 4 de la referida Ley Orgánica 3/2007 refuerza la interpretación de que el hecho debe considerarse accidente no laboral y no enfermedad común, pues sólo las mujeres pueden encontrarse en una situación que no tiene parangón con ningún otro tipo de circunstancia en que la se acuda a la atención sanitaria. De ahí que la utilización de parámetros neutros, como los que propone la Entidad Gestora, conduzca a un resultado contrario con el principio de igualdad efectiva que nuestro ordenamiento consagra».
Conclusión:
Cuando durante el parto se producen unas lesiones que pueden conducir al reconocimiento de una incapacidad permanente, ésta debe considerarse derivada de un accidente no laboral y no de una enfermedad común.
Sin comentarios | Leído 34 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *