MSCT: reducción de la cuantía salarial en un 5 %. La extinción indemnizada del contrato requiere la prueba del perjuicio causado

STS de 23 de julio de 2020, rcud 822/2018

Ponente: Excmo. Sr. D. Antonio V. Sempere Navarro
Normativa analizada: art. 41 ET
Hechos relevantes:
1. Don Juan prestaba servicios como “Gym instructor I”, con contrato de trabajo a tiempo parcial, desde 2011.
2. En 2013, para el período 2013-2015, y en 2016, para el período 2016-2018, la empresa introdujo sucesivas modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo por las que básicamente establecía una reducción salarial del 5 % y el retraso en el pago de las nóminas al día 10 del mes siguiente al devengo. La reducción afectaba al importe del salario que excedía del previsto en convenio colectivo, por ejemplo, al salario variable.
3. En los acuerdos de modificación de condiciones se fijó una cláusula de recuperación salarial para los centros de trabajo que alcanzaran determinados objetivos. Además, se reconoció el derecho de los trabajadores a extinguir el contrato ex. art. 41.3 ET. Así, se preveía que la empresa recepcionaría las solicitudes de extinción del contrato, pero se reservaba la facultad de valorar si tenían o no encaje en el referido precepto.
4. Con el acuerdo de 2013, el salario de D. Juan pasó de 6,72 euros/hora a 6,38 euros/hora. Con arreglo al acuerdo de 2016 se quedó en 6,41 euros/hora.
5. En enero de 2016, tras el segundo acuerdo, D. Juan comunicó a la empresa la rescisión de su contrato en virtud de lo dispuesto en el art. 41.3 ET. Alegó el grave perjuicio que le causaba la modificación y solicitó la indemnización legal correspondiente. La empresa contestó al trabajador indicándole que la pretendida extinción no tenía encaje en el art. 41.3 ET.
6. Ante la negativa empresarial, en marzo de 2016 D. Juan interpuso demanda con pretensión resolutoria y derecho a indemnización. El litigio fue resuelto por SJS Madrid de 19 de octubre de 2016, declarándose extinguida la relación laboral, con condena al abono de una indemnización de 1.889,97 euros. Esta sentencia de instancia considera que «La MSCT que afecta al salario comporta un evidente perjuicio, agravado por el hecho de prolongarse la minoración cada vez durante más tiempo».
7. A mediados de 2016, D. Juan solicitó una excedencia voluntaria por un año.
8. Interpuesto recurso de suplicación, la STSJ Madrid de 15 de diciembre de 2017, rec. 887/2017 lo desestimó.

Recurso de casación para la unificación de doctrina:
El recurso de casación para la unificación de doctrina tiene por objeto determinar si el trabajo tiene derecho a percibir la indemnización legal prevista en el art. 41.3 ET prevista para los supuestos de resolución causal del contrato de trabajo como consecuencia del perjuicio experimentado tras una modificación sustancial de condiciones de trabajo. En el presente caso consistente, en esencia, en una reducción del salario contractual en un 5 %.
Argumentos de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo:
1.- El art. 41 ET permite la introducción de modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo cuando concurran probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. Entre las materias susceptibles de modificación se encuentra la cuantía salarial. Además, se establece que si el trabajador resulta perjudicado por la modificación tiene derecho a la rescisión del contrato con derecho a una indemnización de veinte días de salario por año de servicio, con un máximo de nueve meses.
2.- Doctrina de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo sobre el art. 41.3 ET:
2.1. «Nadie puede ser obligado a trabajar de forma distinta a la pactada en el contrato». La extinción del contrato ex. art. 41.3 ET no está condicionada a la previa impugnación de la decisión empresarial ante los tribunales, sino que habilita al trabajador a rescindir el contrato extrajudicialmente, STS de 18 de septiembre de 2008, rcud 1875/2007.
2.2. El art. 41.3 ET «autoriza a los trabajadores a resolver el contrato si una modificación sustancial de las condiciones de trabajo les produce un perjuicio. La acción resolutoria que se les reconoce, trata de paliar los efectos derivados de una alteración contractual que sobrepasa unos límites objetivos, evitando a su vez que las decisiones unilaterales de la empresa se fundamenten en valoraciones subjetivas», STS de 4 de diciembre de 2018, rcud 470/2017.
2.3. Doctrina de la STS de 18 de octubre de 2016, rcud 494/2015 (supuesto de una reducción salarial del 3,86 %):
2.3.1. «Para que proceda la rescisión indemnizada del contrato debe acreditarse la existencia de un perjuicio, prueba cuya carga incumbe a quien lo sufre por ser el elemento constitutivo de su pretensión y por ser la parte que mejor conoce el daño y puede probarlo (art. 217.1 LEC)».
2.3.2. «Es imposible presumir la existencia del perjuicio, al no existir ninguna disposición legal que lo permita».
2.3.3. «La interpretación lógica, sistemática y finalista de los preceptos en presencia (art. 41.3 ET y art. 40.1 ET) muestra que en la MSCT la rescisión indemnizada del contrato se condiciona a la existencia de un perjuicio, lo que no hace en los supuestos de traslados forzosos, lo que evidencia que en estos casos se da por probado el perjuicio».
2.3.4. «Que la modificación de las condiciones deba ser sustancial evidencia que el perjuicio debe ser relevante, pues en otro caso no se establecería la posibilidad de rescisión contractual que la ley reserva para los graves incumplimientos contractuales (art. 50 ET)».
2.3.5. «No sería razonable, ni proporcional, sancionar con la rescisión contractual indemnizada cualquier modificación que ocasionara un perjuicio mínimo, al ser ello contrario al espíritu de la norma que persigue la supervivencia de la empresa en dificultades, económicas en este caso, que se agravarían si todos los afectados rescindiesen sus contratos».
2.4. No es suficiente con que la empresa introduzca una modificación sustancial del contrato de trabajo, sino que lo decisivo es «el alcance del concreto perjuicio económico que sufre la persona afectada por la reducción salarial».
Solución:
La aplicación de esta doctrina al supuesto sometido a la consideración de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo lleva a concluir que, correspondiendo a quien insta la extinción del contrato de trabajo tras una modificación sustancial de condiciones de trabajo que afecta a la cuantía del salario acreditar el perjuicio, una rebaja salarial en torno al 5 %, con ciertas compensaciones y posibilidades de reversión, no pueda considerarse suficientemente acreditado el perjuicio.
Sin comentarios | Leído 50 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *